lunes, 29 de diciembre de 2014

Solo la canción te hará despertar







Pensaba estos días con qué canción te iba a hacer despertar y aunque muchas pasaron por mi cabeza, desde el principio una de ellas se anteponía a todas.

James Taylor y su “you´ve got a friend” (tienes un amigo).

Desde siempre ha ocupado un lugar privilegiado en el "top ten" de mis canciones, bueno… quizás desde siempre no….
  
Cierro los ojos… y viajo entre mis recuerdos parándome por un instante en ese día en que recibí un Power Point, con un fragmento personalizado para mí.
Música y letra bailaban al compás… y de fondo, una mariposa multicolor reposada confiada en una mano amiga.

…. Aún con los ojos cerrados…no puedo dejar de sonreír…

Me transporto al momento en que avanzando cada página….. me emocionaba.

Alguien cantaba para mí, a través de James Taylor y al compás de su voz aparecían letras mágicas que escribían, ad hoc, la letra de la canción


Cuando te encuentres triste y confundida
 Porque nada va bien
Cierra los ojos y piensa en mí

 Grita mi nombre
Y  desde donde quiera que este 
Iré corriendo
A verte otra vez

Si tu cielo no es azul
Y el viento es frio
Mantente firme, grita mi nombre
Y acudiré a tu lado

Grita mi nombre y estaré ahí para abrazarte otra vez

Ahora… con el corazón... y el cerebro
Estaré contigo todos estos días… ¡no lo dudes!   


.... Lágrimas de emoción recorrían mi rostro, imposible dejar de llorar y sonreír…
   
Hoy, a través de la canción, ¡quiero hacerte despertar!

Despertar a la Confianza vista como un TODO, plano personal y profesional van unidos, quien acude a ti lo sabe. Son inseparables y si lo rompes… ¡estás perdido! 

Confianza es cautivar, emocionar con nuestras acciones, nuestro camino, ejemplo y resultados.

Confianza es
 el pilar fundamental de cualquier relación con objetivo de Éxito.

Alguien, a través de James Taylor,  me decía estoy aquí, siempre, para cualquier cosa estaré a tu lado.

Alguien me decía CONFÍA, aun cuando creas que todo a tu alrededor es oscuro y gris...

Alguien ¡me emocionaba! Seamos ese Alguien

Emocionemos con nuestra escucha
Emocionemos con nuestra calidez
Emocionemos con nuestro afecto
Emocionemos con nuestro ejemplo
Emocionemos con nuestra honestidad
Emocionemos con nuestra aportación de valor
Emocionemos con nuestro tesón
Emocionemos con nuestras soluciones

¡Emocionemos con nuestra Emoción!

Apasiona, genera confianza, y sé un referente a quien seguir.


Mantén tu compromiso firme, tu paso seguro y serás Referencia.
  
Tienes la capacidad de posicionarte en lo más alto de la Confianza. ¡Llidérala!

Haz que te elijan y se queden contigo. Tu actitud será la clave.
Haz que cuando cierren los ojos… seas la canción que se antepone a todas.


Lunes, comienza el día con una llamada, un problema y acuden a ti…
Tus neuronas se activan inmediatamente porque están entrenadas para escuchar, aportar, apoyar y resolver con éxito cualquier situación.

Empatiza el cerebro y emerge alianza entre corazón y razón. ¡Se  activan todos los sentidos!

Un problema, de gran importancia le ha quitado el sueño y está bloqueado. Su llamada es un grito de socorro que descifras a la perfección.

Le invitas a la calma, a que te cuente, siente tu empatía, su tormenta se torna en  calma, una emoción de seguridad le invade, vislumbra que ha llegado al puerto adecuado, puede plegar velas, está al amparo del viento.

Tienes esa capacidad y lo sabe, por eso ha marcado tu número. 

Confía, sabe que puedes, que infatigablemente encuentras soluciones. Sabe que eres capaz de crear, de reflexionar, de improvisar alternativas, de profundizar hasta lo más hondo de cualquier problema, sabe que estás preparado para encontrar la llave ¡hasta en el fondo del mar!


Estas situaciones se nos presentan a diario, tanto en el plano personal como en el profesional, con un amigo, con un cliente, da igual.

Cuando alguien acude en tu busca tienes una gran responsabilidad, ganarte su confianza no ha sido fácil, una vez más te ha elegido y no le defraudarás.

Tú eres la persona en la que confía, esa misma persona que… escuchando una vez más a James Taylor, cierra los ojos, evoca, sonríe y sabe que sin duda ¡camina hacia el Éxito!








Esther de Paz