lunes, 5 de enero de 2015

Dime... ¿Quieres ser "empujiasta"?



Cambiar el mundo


Comenzamos el año y es tiempo de reflexión…

Quizás por la época en la que estamos, quizás porque es un tema en el que pienso recurrentemente, hoy, con el café, os pregunto  ¿se puede cambiar el MUNDO?

MUNDO, concepto tan grande y tan simple a su vez, no es más que un conjunto de pequeñas partes, de elementos básicos, NOSOTROS, alrededor de los cuales gira. 

El giro puede ser perfecto o estar desajustado.

Para que gire se necesita movimiento, el movimiento hay que inducirlo, la inducción se provoca por empuje y …. el empuje...

A menudo sentimos que nos empujan.

Nos empujan a reír cuando estamos tristes
Nos empujan a beber cuando no tenemos sed
Nos empujan a comer sin tener hambre
Nos empujan a eventos que son hipócritas
Nos empujan a ser políticamente correctos y no nos da la gana
Nos empujan a consumir sin tener recursos
Nos empujan a simular confort y en nuestro interior hace frío
Nos empujan a fingir cordialidad cuando no es merecida
Nos empujan a representar estereotipos de los que no participamos
Nos empujan a creer que todo es paz y amor sin embargo estamos rodeados de falsedad y violencia
Nos empujan a hablar de amor, amistad, lealtad, confianza y a diario observas que son valores en desuso
Nos empujan a ocupar puestos de invitados y sientes que eres material de relleno…
Nos empujan a ser mediocres cuando esa no es nuestra genética
Nos empujan creer en mentiras aun a sabiendas de que lo son
Nos empujan a no escandalizarnos ante la corrupción
Nos empujan a aceptar la violencia
Nos empujan a ser insolidarios
Nos empujan a vivir en una sociedad que ha perdido los valores

….. Y tanto empujón aturde el movimiento que provoca no es correcto
La educación, el respeto, la generosidad, el amor y la amistad verdadera están descatalogados...

Ves que  todo se mueve alrededor de intereses, profesionales, afectivos, económicos, sociales…..

Corrupción, maltrato, violencia, odio, fanatismo, radicalismo, armas químicas de destrucción masiva, intransigencia... ¡te rodean!

Ves que la TV, los dibujos animados, las películas, los video-juegos han dejado de educar, son escuelas de violencia, abuso, agresividad, proxenetismo, mafia, consumo de drogas y alcohol sin límites, necesidad de poder y conseguir Éxito a cualquier precio

Y te ves a ti mismo, en medio de una vorágine que te marea…. Pierdes fuerza y sientes que debes parar y rehacer los cálculos.

¡Alto!, ¡No es el camino! el movimiento iniciado no es correcto, estamos empujando en la dirección equivocada, nuestro MUNDO se resquebraja, pide auxilio a gritos y hacemos oídos sordos…

Y como no te oyen gritas, gritas tan fuerte que te estallan los sentidos, pero gritas a los cuatro vientos...

¡Quiero que me empujen!

A ser mejor cada día
A sonreír porque me sale del alma
A ser intransigente con la violencia
A no aceptar ni tolerar la hipocresía
A ver color a mi alrededor aunque el día sea gris
A ilusionarme y a generar ilusión
A ser leal
A generar confianza
A valorar la amistad
A ser solidario
A respetar
A ser auténtico
A no estar donde no deseo
A ser fiel a mis principios aunque sea políticamente incorrecto
A que mi actitud sea ejemplo
A poner límites cuando es preciso
A emocionarme con una puesta de sol o con la Luna llena
A sentir desde alma
A apasionarme caminando en la dirección correcta
A practicar cada día la empatía
A ser honesto
A condenar la mentira
A ser mejor persona

A todo eso quiero que me empujen y ¡empujar!

Y decido ser “empujiasta” empujador-entusiasta.

¡Empujiástate conmigo y comencemos  a cambiar el mundo!

Cambiemos el sentido del giro provocando un movimiento perfecto.

¡Te empujo!  ¡Me empujas!

Hagamos que el mundo se sienta auxiliado y SONRÍA :-)

Porque si lo hacemos, si me acompañas…. 

El mundo puede ser perfecto.


Yo se lo he pedido a los Reyes



Esther de Paz