lunes, 31 de agosto de 2015

Pensar… tu llave maestra / Capacidad de Gestión







Vuelta de vacaciones, se acabó el descanso, la desconexión, el relax y la ausencia de horarios y obligaciones.

Aquí estás de nuevo, reseteado y con toda la fuerza, energía y ánimo para afrontar con éxito este comienzo de curso.

Y digo comienzo de curso porque no sólo tienes ahí mismo la "vuelta al cole" sino porque tu año laboral comienza realmente ahora, en septiembre, el cuatrimestre que te espera es el más duro del año y el verdadero inicio de un nuevo "curso" profesional.

Te esperan presupuestos, planificación, consecución de objetivos de este ejercicio y planificación de los próximos, cierre de año, impuestos, reorganización, nuevos proyectos...

¿Te has parado unos minutos a pensar cómo te sientes? 
Pero a pensarlo de verdad, con objetividad, ¡nada de tópicos! del tipo: que aburrimiento, ufff otra vez a la oficina, vaya meses que me esperan, no me apetece, no voy a poder con ello...

Párate y piensa de verdad, con la cabeza y con el corazón y verás como tu perspectiva cambia. 
Te daré algunas claves para disipar tus dudas.

Has tomado unos días de descanso, necesarios e ineludibles, los has disfrutado y y has recargado tu energía, realmente te sientes fuerte, con ganas, eres un gran profesional, conoces tus capacidades y crees en ti mismo. Te esperan meses duros, de mucho trabajo y esfuerzo, miles de reuniones, negociaciones, problemas incidencias no previstas, etc., etc., etc., todo eso lo sabes, pero, si de verdad lo piensas, estás deseando empezar porque nada de eso te asusta, conoces tus capacidades, tienes un nuevo reto por delante y tu Capacidad de Gestión es el elemento clave de tu éxito.

Hablemos de ello

Poner en práctica y desarrollar nuestra capacidad de gestión es sencillo,  mucho más fácil de lo que creemos. El secreto, la clave, se reduce a una sola palabra "pensar".

¿Te sorprende esta simplificación?

Me explico

A veces hacemos difícil lo que es sencillo, lo complicamos y además lo visualizamos como algo inalcanzable o sólo concedido a unos pocos elegidos.

Es cierto que existen personas con capacidades innatas pero eso no significa que tú no puedas adquirirlas, desarrollarlas y potenciarlas.

Capacidad de Gestión ¿Qué es? ¿En qué consiste?

La capacidad de gestión es la habilidad de conseguir el Éxito en cualquier cosa que te propongas.

Es la seguridad de saber que eres capaz de analizar, definir, ordenar, unir, planificar, encauzar e implementar un TODO, ¡tu proyecto!

Es saber diseñar una cadena de montaje con un engranaje perfecto.

O dicho de otro modo...
Ser el óleo que proporciona a los pinceles colorear en el lienzo una obra maestra.

En definitiva, es la capacidad de llegar hasta el final, plenamente satisfecho de tu trabajo, de tus acciones, en cualquier ámbito, en cualquier situación.

Es saber que por complicado que sea, por más dificultades que surjan, por más obstáculos que concurran, por más elementos que intervengan, que ¡lo lograrás!

Es preparar a nuestra mente para no procesar el “NO”, porque ante cualquier problema estamos preparados para gestionarlo.

La Capacidad de Gestión consiste en desarrollar la habilidad de visionar e interrelacionar todos los elementos del proyecto. Identificar cualquier punto que requiera atención y/o intervención de una forma ágil y confiable, proporcionando las herramientas y técnicas que permitan al Equipo su ejecución con la máxima eficacia y eficiencia.

Consiste en tener recursos en cualquier situación y tener la seguridad de que ¡triunfarás!

¿Complicado? En absoluto 

Sólo hay un secreto/clave “PENSAR”

Continuamos..

Elementos indispensables en la Gestión de éxito

  1. Capacidad de análisis (pensar)
  2. Escucha activa (pensar)
  3. Empatía (con el interlocutor) (pensar)
  4. Definir el objetivo, visualizarlo (pensar)
  5. Identificar las necesidades para su consecución (pensar)
  6. Identificar todos los elementos afectados (pensar)
  7. Valorar los medios con los que contamos (pensar)
  8. Planificación (Detallar las tareas a realizar) (pensar)
  9. Organización (ordenarlas por orden de prioridades) (pensar)
  10. Establecer una estrategia (procedimientos) (pensar)
  11. Dirigir /coordinar/supervisar/establecer métodos de control  en la ejecución e intervinientes de cada tarea) (pensar)
  12. Comunicación (Capacidad de interacción con todos los intervinientes) Del buen uso de las habilidades de comunicación depende el éxito de las relaciones y la capacidad de influir en los demás (pensar)
  13. Asertividad (pensar)
  14. Colaboración/Implicación (pensar)
  15. Confianza y seguridad (pensar)
  16. Evaluar los riesgos (económicos y operacionales)(pensar)
  17. Corregir de forma ágil y efectiva las posibles desviaciones (pensar)
  18. TOMAR DECISIONES (pensar)
  19. Implementar (pensar)

Un proyecto consta de múltiples elementos que es necesario interrelacionar para lograr su ejecución en tiempo, en plazo y con éxito (pensar).

La capacidad de gestión pasa por un buen análisis de los elementos necesarios para llegar al objetivo y una gran capacidad de reacción ante cualquier suceso, previsto o imprevisto (pensar).

La Gestión está presente en cualquier escenario

Gestión de un proyecto
Evento
Equipo
Día a día
Incidencias
Relaciones 

Y en todos ellos se requieren habilidades comunes:

Identificar el problema  (pensar)
Recabar información (pensar)
Analizar las causas (pensar)
Valorar soluciones alternativas (pensar)
Implantar la mejor solución (pensar)
Controlar su resultado (pensar)
Minimizar  riesgos (pensar)
Desarrollar soluciones novedosas (pensar)
Mantener un alto estándar de calidad (pensar)

¿Te das cuenta?

Pensar es el denominador común en todas y cada una de las fases de la gestión.

No se trata de memorizar los 19 elementos indispensables y repasar por si se te ha olvidado alguno cada vez que tengas que gestionar algo, no se trata de aprender de memoria una definición, un procedimiento, no se trata de tener la “chuleta” cerca y seguirla como un autómata. 
Se trata de entender y pensar.

Memorizar no es un buen método, la memoria no es infinita y falla, tiene lagunas, nuestro cerebro recuerda sólo aquello que realmente le ha impactado, aquello que ha hecho saltar alguna chispa en la neuronas.

“Las conexiones neuronales de la corteza son estimuladas por la información y se fortalecen y vinculan al contexto emocional en que se formaron”

Por tanto utiliza tu cabeza de forma inteligente, la memoria es finita e inestable, ¡tu capacidad de pensar no!

Se trata de entender lo que tienes delante, si lo entiendes, si piensas... el proceso lógico para determinar la gestión requerida aparece sólo, porque no tendrás que invocar a tu memoria sino a tu inteligencia.

De modo que…. Piensa, piensa, piensa, no te canses de pensar, de utilizar tu cabeza, de sacar la sustancia gris a hacer ejercicio, hazte preguntas, conexiona las partes, analiza lo que te “chirría” lo que no te cuadra, lo que no llegas a entender, y si no lo sabes, pregunta, no temas preguntar, buscar la información que necesitas para encajar el puzzle en tu cabeza, no te dejes piezas sueltas y si te falta alguna búscala. No pretendas aparentar seguridad si no la tienes, no tienes por qué saberlo todo, no tienes por qué entender todo, ¡no tienes que ser perfecto! Pero sí tienes que encontrar la solución e implementarla con éxito.

Trabaja en equipo, aprovecha y optimiza las capacidades de cada uno, enseña y aprende, se humilde, comparte lo que sabes, ayuda y colabora con el resto, no eres superman ni tienes que aparentarlo, pero lo que sí eres es inteligente y sabes cuándo, cómo y en qué momento debes actuar.

Utiliza tu inteligencia, si lo haces, si piensas…. el éxito te acompañará siempre.

Y lo más importante amigo mío, es que esto es aplicable a todos los ámbitos de la vida, a todos los cuatrimestres, a todas las dificultades, a todos los problemas, en tus caídas, en tus errores, en tus logros, con tus emociones.

En todas y cada una de las situaciones con las que te enfrentas cada día debes pensar.

Piensa, piensa, piensa, no me cansaré de recordártelo, utiliza tu cabeza, tu sentido común, no tires de método, el único método infalible que se debe grabar en tu memoria es “pensar”.

Dime, ¿crees que estás preparado, con ganas y deseoso de demostrar de lo que eres capaz?

¡Adelante! Yo no tengo la menor duda.


Esther de Paz


Si te gusta mi blog, te invito a suscribirte y no perderte ninguna de nuestras apasionantes charlas.
¡Me encantaría contar con tu compañía en cada café! ¿Me acompañas?
(Desde tu dispositivo móvil podrás hacerlo si bajas hasta el final de la página y eliges "ver versión web")
¡Gracias por estar aquí!